Blogia
HISTORIAS DE BLOG

Té verde contra la gingivitis

Té verde contra la gingivitis

El té es una de mis bebidas preferidas. Lo tomo en todos sus estados: negro, verde y rojo; y de todos los sabores: con naranja y canela, con limón, con mango, cereza, frambuesa, vainilla…

El día que decidí llevarme el calentador eléctrico de agua  (keettle) al trabajo, que es un aparato que es para un inglés lo que una cafetera express para un español y que sirve para hervir el agua rápidamente, comenzó la operación tea time.

En dos meses he conseguido que media empresa tome té. Unos más habitualmente que otros, pero incluso algunos que decían que no les gustaba, ahora disfrutan de él. De todo ello, deduzco su poder adictivo.
He investigado sus propiedades y cada día estoy más convencida de que tomar té es una sana costumbre.
Existen cuatro tipos de té dependiendo del estado de fermentación de la hoja, que van desde el té blanco, hasta el té negro, pasando por el verde y el rojo.

El té blanco, es un té hecho con las yemas de la planta, antes de que se abran. Su valor como antioxidante es muy apreciado y también es el más caro a la hora de comprarlo.

El té rojo es un té a medio fermentar; tiene propiedades antioxidantes, protege el sistema cardiovascular, es recomendable para perder peso y para prevenir ciertos tipos de cáncer.

El té negro está totalmente fermentado. Es muy sabroso y aromático. Entre sus propiedades está la no oxidación del colesterol bueno, la prevención de la caries, y es beneficioso para el sistema cardiovascular.

Pero entre todos los tés, quiero hablar especialmente de uno: el TÉ VERDE.

El té verde no resulta tan sabroso como los otros tipos, pero sus múltiples beneficios hacen que sea uno de los más recomendados y consumidos (que le pregunten a los chinos).

Yo quiero hablar por experiencia de una de sus propiedades menos conocidas: es un remedio maravilloso contra la gingivitis (enfermedad de las encías). Creía que lo había descubierto yo, pero parece ser que sólo lo he constatado. Este tipo de té verde impide la destrucción del colágeno, una de las principales causas de esta enfermedad.

Empecé a tomar té verde por sus propiedades antioxidantes, diuréticas y de activación del metabolismo, pues dicen que favorece la quema de grasas. Pero con el tiempo observé que mis problemas de sangrado de encías (gingivitis) habían desaparecido totalmente. Con el dinero que me he gastado en pastas y enjuagues especiales para el tratamiento de esta enfermedad, ahora resulta que cuando me he pasado al Colgate de toda la vida y he empezado a consumir té verde, mis dientes y mis encías están mejor que nunca. También ayuda a prevenir la caries y la formación de sarro. Con lo cual, ¡qué mejor enjuague bucal!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Alejandro -

Se agradece la info amigo. Yo lo tomo por sus propiedades antioxidantes y anticancerigenas, es un poco fuerte de sabor pero uno se acostumbra. Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres