Blogia
HISTORIAS DE BLOG

Chocolate y endorfinas

Chocolate y endorfinas

Hoy le quiero dedicar este trocito de mi blog a esa delicia que todos conocemos y que es el chocolate. Esperad un momento… voy a llenarme la boca de inspiración y a dejar que mis endorfinas se disparen. (...)

Ya estoy... Mis glándulas salivales se han activado para detectar ese sabor dulce, suave que percibo en la punta de mi lengua y noto que me invade una sensación de bienestar, de placer; me deleito en el sabor, el aroma invade mi sentido olfativo, me siento más relajada mientras apuro la mezcla del chocolate derretido en mi boca junto a la saliva y aprieto la lengua contra el paladar para captar todo el sabor. El chocolate, mi gran amigo, injustamente tratado y símbolo de pecado y deseo.

Hoy quiero rendirle mi humilde homenaje y colocarlo en el lugar que se merece. Procede de la manipulación de las semillas del cacao, un árbol nativo del sureste de Méjico. Ya los mayas consumían un brebaje amargo hecho de estas semillas, pero no quiero alargarme con su historia, llena de anécdotas interesantes; prefiero hablar de sus propiedades, que son más beneficiosas que dañinas. Se dicen muchas cosas de él: que es adictivo, que es sustituto del sexo, que es estimulante. Todo ello cierto. El chocolate hace que se produzca la liberación de sustancias químicas en nuestro cerebro que se llaman endorfinas y que actúan como inhibidoras del dolor, es decir, como analgésicos y sobre las emociones fuertes, produciendo sensaciones placenteras. Estas sustancias son liberadas en mayor medida cuando nos enamoramos, practicamos el sexo y tras el parto. ¡Y cuando comemos chocolate!

Ayer compré una tableta (por no decir que fueron tres) cuando regresaba a casa. Era una tableta de esas finitas, de chocolate con leche de la marca habitual del supermercado. La abrí mientras conducía porque tenía hambre y no quería esperar a llegar a casa para comer algo. Fue tanto mi deleite y mi satisfacción que arrasé de un tirón con media tableta mientras bendecía a aquella milagrosa sustancia que hacía que el final de mi jornada laboral me supiera igual que el de un viernes a última hora (también hay activación de las endorfinas en estos casos).

Hoy quiero recomendarla a todos: a los deprimidos, a los golosos, a los faltos de cariño, a los hambrientos, a los hiperactivos, a los agotados y a los que simplemente AMAN EL CHOCOLATE.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Victor -

MEXICO va con X

lucy -

tengo problemas al parecer con las hormonas quisiera saber de ello pero tengo q salir de esta ,habeces tengo como q frio y hay veces calor

YussPop -

woOw
m nKantOo ªª!!
cOorreré a cOomprar uNOo!!!

C=

HehHE

Oouch!!!

adOoro el chokoLAte!

hHAHH

WENizzimo el flOG
byez

Sandra -

Sí, myblog está funcionando mal. Por lo que me cuentan están intentando arreglarlo, pero a saber cuándo. Sé que la gente se ha mudado a la cocktelera. Yo te recomendo blogia. Tiene un diseño bastante bueno, te caben muchas más fotos y no tiene tantos problemas. Saludos.

Rafa -

¿ha muerto myblog?... estoy desesperado... pierdo a los amigos... dime algo Homero.
Slds, Rafa
¿es buena esta web?

skarootZ -

Quiero las endorfinas de ese cocholate que veo ahi... =)

HOMERO -

En mi pueblo Nicaragua; se preparan tantas bebidas a base de cacao. Una delicia. También se utilizó como moneda; antes de la llegada de los conquistadores españoles. Otra cosa, veo que tienes alojado tu blog en Blogia.com un excelente sitio. Yo tengo otro aquí. Me parece que es una buena alternativa para emigrar de myblog.es. Un beso. H.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres