Blogia
HISTORIAS DE BLOG

Sus fantasmas

Sus fantasmas

Lo vi llegar y aparcar el coche. Mientras daba marcha atrás, me percaté de que había alguien más. No sé cómo los vi, eran dos. No tenían cara, pero estaba junto a él en el coche. Sabía que no estaban sentados, sabía que no eran humanos y sabía que él no los veía. Él no venía sólo; llegaba con sus fantasmas: uno a su derecha y otro detrás. Ellos me observaban de lejos. Notaban mi presencia al igual que yo la suya.

Entonces él se acercó sonriendo. Yo también le sonreí, y sin pensarlo le dije: - He visto a tus fantasmas- . Él volvió a sonreír. -¿A mis fantasmas?  - Sí, sí, se han quedado atrás, uno en el coche y el otro por fuera, lejos.

Nos alejamos caminando. Ellos permanecían quietos, mirándome. Sabía que no se acercarían. Ese día no. Ese día los fantasmas de sus miedos se quedarían allí, junto al coche, dejándolo por unos momentos solo en mi compañía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres