Blogia
HISTORIAS DE BLOG

Soy de ninguna parte

Soy de ninguna parte

Cuando me preguntan que de dónde soy, siempre me quedo pensando, decidiendo si buscar una respuesta sencilla y falsa o si relatar la historia de mi nacimiento.

Mi nacimiento, como casi todo en mi vida, no fue nada corriente. No, no podía nacer en una sencilla clínica tras los avisos de las primeras contracciones unas horas antes, como nace casi todo el mundo. Yo nací en un vuelo internacional Madrid-Grecia en mitad de ninguna parte. Mi madre, con ese espíritu viajero que siempre la caracterizó voló tras hacer escala en Alemania hasta Grecia, donde se producía una especie de congreso de ornitología balcánica. Ella siempre fue amante de esos bichos alados. Tras licenciarse en Biología en la Universidad Complutense de Madrid, se especializó en Zoología, más concretamente en pajarracología, como solía llamar yo a su eterna pasión, que era tan desmedida que con 8 meses y medio de embarazo partió solita hacia Grecia alegando que estaría de vuelta antes del parto. Ja, como si se pudiese librar de él.

Y allí estaba yo, que con el cambio de presión y con la prisa que siempre me acompañó para adelantar acontecimientos, decidí salir a echar un vistazo, a ver que se cocía en aquel avión que no paraba de dar tumbos.

Afortunadamente para mi madre y para mí, en el avión había un veterinario especialista en partos vacunos, que sacó a esta mujer, primera protagonista de mi vida, del apuro de ver que sus retoños no salían de un huevo, como sus tan preciadas aves y la socorrió ante la expectación de los pasajeros y la alarma de azafatas y pilotos, en medio del espacio aéreo internacional.

A veces, cuando me preguntan que de dónde soy, me quedo pensativa y levanto la cabeza hacia el cielo. Luego respondo: de Lufthansa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres